sábado, 21 de julio de 2012

EL CAMBIO ES UNA CONSTANTE





Decir que “la gente no cambia” es ir en contra de las leyes del Universo. Se rompen todos los esquemas, el cambio es la gran constante que tiene la Naturaleza. 
La energía, la materia, es decir, TODO constantemente cambia, se transforma, se fusiona, se desarrolla y finalmente muere. 

Es antinatural el empeño de la gente por no cambiar, aferrarse al pasado, aferrarse a viejos recuerdos a pesar de que todo apunta a que nada es permanente en esta vida; en lugar de vivir el presente, dejar que todo sea como es, crear nuevos recuerdos, aceptar y adaptarse a los cambios. Los cambios son una constante.

La manera en que percibimos los cambios depende de cada uno de nosotros. A menudo nuestra percepción se ve nublada por nuestras expectativas, nuestras experiencias o nuestros sentimientos, por esto, debemos depurar, olvidar, dejar atrás lo que está atrás, dejar atrás aptitudes que no nos llevan a ninguna parte, que no nos sirven. Podemos percibir los cambios como ciclos que se cierran, etapas que terminan, muerte. O podemos percibirlos como segundas oportunidades, nuevos inicios, volver a nacer. Pero si no soltamos nuestros dedos y seguimos aferrándonos, aplicando la fuerza para retener lo que ya no va más, mal gastamos nuestra energía, nos estancamos, nos amargamos y seremos infelices por el resto de nuestra vida. 

Tienes derecho a tener miedo, la vida da miedo, enfrentarse a los cambios da miedo, la posibilidad de cometer errores da miedo. Nadie hace nada sin miedo. Pero también ten en cuenta que los errores nos llevan a donde debemos estar, a lo que debemos hacer, a lo que debemos ser. Los errores nos convierten en lo que somos. 

Así que, deja atrás, deja ir, déjate llevar y acepta cambiar. Sentirás como te invade la adrenalina pura. Deja que la vida te dé una nueva oportunidad, vuelve a nacer.

2 comentarios:

Hola!

Revisaré y publicaré sin censura todos los comentarios con las siguientes excepciones:
- Comentarios de odio, racismo, intolerancia de culto o sexualidad.

Estoy abierta a cualquier opinión, pero me inclinaré a publicar los comentarios de los que tengan las pelotas para dejar su verdadero nombre. Es muy fácil agredir de forma anónima.

Ahora sí, escribe lo que tengas que decir.